.

Bienvenidos :-) Los textos, pinturas, dibujos, crafts y fotografías que veis por aquí son de mi autoría, a menos que se indique lo contrario. Podéis tomar lo que queráis,
pero indicad, por favor, el lugar de procedencia. Gracias a todos por ser, gracias a todos por estar.


Welcome, all these paintings, drawings, crafts, texts and photos were created by me. I hope you enjoy them :-) You can take them if you want to, but, please, just add my name or a link to my site. If you need a translator, you have it on the right, in the sidebar.


Thanks a lot for being here.




.

06 junio 2012

Art journal


Clicad en las imágenes para agrandarlas
Click over to enlarge


Me gusta el art journal porque me permite rescatarme. Liarme a tortas con el espejo sin destrozarme las manos. De niña solía tener los cuadernos del cole muy sucios, si por "sucios" entendemos que los tenía todos garabateados de bocetos, dibujos de pájaros en vuelo y manchas con pretendido carisma :-) No había ningún rincón que se librara de mi voraz "horror vacui", por todas partes dejaba garabatos con aleccionadoras frases combativas extraídas del último libro que me hubiera emocionado. La mayoría de ellas no tenían aún para mí un significado claro, pero me bastaba que me inspirara algo distinto y superior a la realidad estática que vivía.



Pensé que había que hacer algo con aquella niña, así que he ido a por ella (y he procurado que parezca un accidente). El cuaderno que veis en las imágenes me lo regalaron mis tías. Decir debo que sus hojas son de un papel malvado, absorbente como una bayeta de cocina, concebido sólo para ser odiado por todo dibujante que se precie. Pero buena soy yo cuando algo se me resiste... :-) "Hala, lo convierto en art journal, a ver quién gana a quién". Las hojas son tan ansiosas, absorben de tal manera la pintura,  que ésta sale por el otro lado y deja el pincel seco como un estropajo al sol.

Pero es lo bueno del art journal :-) que todo da igual.




Hace poco tuve que volver a guardar cama. Cuarenta de fiebre y los músculos en rompan filas. "Lo que le faltaba" diréis :-), pues no, me faltan otras muchas cosas, una mansión en Florida y un juanete, entre ellas. Lo del juanete es cuestión de tiempo. Pero quiero decir que me pasé las primeras horas rabiando, más que por la fiebre, por no poder llevarme todos los recortes al dormitorio y hacer de mi capa un collage... Hasta que me pregunté: "Anda, ¿y por qué no? Si en uno de mis largos confinamientos en cama hice hasta figuras de arcilla".
No, no intentéis imaginarlo :-)

Así que me animé y el resultado fue una cama inundada de revistas de jardinería, recortes de prensa, tres tijeras (porque todas se me van al suelo, el hueco entre mi cama y la pared está siendo estudiado como la "Franja de las Bermudas", es la puerta de entrada a un agujero negro que al profesor Hawking se le ha pasado), pegamento en barra, rotuladores, bolígrafos, lápices, acrílicos y unas tres mil ideas, que era lo que más pesaba. 

Tenía bastante miedo de que las cuatro patas no resistieran la acometida.



Pero, ¿qué se escribe en un art journal?... La respuesta es TODO. Todo lo que se te pase por la chola, los trajines de tus problemas, los recuerdos que no tienes, las historias que debieron ser y no fueron. Y citas, muchas citas de tus autores preferidos, todo ello embadurnado, manchado, machacado, frotado, rasgado, y gozosamente intoxicado... de colores.


He procurado hacer los dibujos muy infantiles. ¡Qué liberación! :-) Sólo ahora, después de darle mil vueltas, he conseguido entender aquello que decía Picasso de que se necesita mucho tiempo y dedicación para aprender a pintar como un niño. No sabéis lo difícil que es olvidarse de proporciones, medidas, perspectivas y demás reglas tediosas aprendidas en las academias concienzudas.




Pero creo que lo he conseguido :-)
¿Vosotros qué diríais? ¿He aprendido a dibujar como un niño?




Estoy escribiendo en mi art journal un relato absurdo sobre un abejorro que quiere ser pájaro... Lo he dejado al pobre llorando a moco tendido sobre una escarola, contándole sus cuitas a un petirrojo que cometió el error garrafal de preguntarle qué demonios le pasaba y por qué iba por la vida tan -literalmente- ali-caído...

No tengo la menor idea de cómo seguirá la cosa. Espero que el texto se vaya creando a sí mismo, y ser yo sólo el instrumento necesario para hacerlo real en esta dimensión visible.

O quizás lo deje tal cual... No será el primer relato que se me queda en la barriga y en el espacio gozoso del art journal tampoco importa lo inacabado.




También he escrito un poema de Juan Ramón que siempre me ha conmovido, porque habla de una feliz convalecencia :'-(



Después escribí algo que me llegó a hurtadillas mientras recordaba las ilustraciones de los libros de mi infancia...



De todo, podéis escribir de todo, es muy liberador porque NO hay reglas, anarquía total, el sueño de pie en mitad del sueño :-)





Necesitaba urgentemente esta alocada cromoterapia. Frida Kahlo solía decorar con sus pinceles los corsés de escayola que se veía obligada a llevar para soportar sus terribles dolores de espalda. Me gustaría ser así, tener el valor para zambullirme en colores y dejar que ellos vivan por mí la vida que se me niega.

Hacer de los colores una torre para ver desde sus almenas el mundo como lo deseo.



Pero yo no soy así :-(  Por muecas amables que no sea, yo trato de sonreírle a esta primavera triste, a ver si se anima y me devuelve el mohín, si puede ser, con intereses. Pero este junio tiene sus luces en estado de queda y no se digna dirigirme la voz ni el consuelo. Debí hacer algo para merecerlo, aunque ahora mismo no recuerdo qué...



Lo cierto es que está siendo mala conmigo esta primavera enmohecida, no tiene nada de Prima-Vera, de Primera Verdad, es la mentira de siempre :-( La primera y la última.




Cuando nací, un hado lúgubre me advirtió que la cosa no iba a ser fácil. Le recuerdo muy bien, iba vestido de negro desde los zapatos al bigote. Yo le escupí un canto de acrílico azul, rojo y púrpura para mancharle de esperanza su ropa funeraria, pero no sirvió de mucho. Nunca ha servido de mucho, aunaque el esfuerzo fuera dichoso. Los colores me abrazan y sujetan, pero no me apartan del destrozo de fuera...



Ni tampoco del destrozo de dentro...



Aquí está, pues,  mi cuerpo otra vez imponiendo su tiranía, estableciendo sus leyes, marcando sus fronteras. "No puedes" me advierte con una energía que a primera vista parecería imposible en un organismo tan desorganizado.




Yo lucho y me rebelo, lo llamo "hijo puta" y le digo que quién se cree que es para hacerme la vida imposible, para frenar mis ansias de crear, para atar mis manos además de mis pies con dos vueltas de cables y mala baba. No lo entiendo ¿qué le he hecho yo a este engendro malparido para que me trate de este modo? ¿No se supone que yo soy su dueña y no al revés?



Y pienso en Frida, y en la barrera de colores que construyó entre su cuerpo hostil y ella, y reconozco dolorosamente que no todos estamos hechos de la misma materia que los dioses.
:-(((



Para colmo, mi madre tampoco se encuentra bien... ¿Alguien da más? Ni siquiera oigo a los pájaros desbaratar el aire a trinos desde hace días. Cantan, estoy segura, pero no los oigo. 
No hay derecho. ¿Qué le pasó a la alegría?

-o-o-o-


En fin, no sé cómo acabará la rocambolesca historia del abejorro llorón, pero, mientras se me ocurre un final lo suficientemente inverosímil, aplacaré con versos el vacío azul de algunas páginas ya embadurnadas. Este poema del poeta guatemalteco Manuel José Arce está en lista de espera:


Tú, que vienes caminando
desde el fondo de mi vida;
que traes como bandera
la música de tu risa;
tú que en tus ojos escondes
lo que mi alma necesita;
tú, que en mi pecho has vivido
por años como dormida
y hoy me despiertas de golpe
hasta que no da cabida
mi pequeño corazón
para esta explosión de dicha.
Eres el río al que quise
ponerle diques un día.
Hoy que subió tu corriente
ya no hay diques que resistan.
En la casa de mi pecho,
en mi sueño y mi vigilia,
en las calles de mis manos,
en la ciudad de mis días,
en la patria de mis pasos
y en el país de mi vida
ven, entra y manda: es tu reino,
tu victoria, tu conquista.

No me suelen atraer los poemas con rima, pero éste me cazó, el muy  pillo. Hace ya mucho tiempo que no tengo pareja, pero algo se removió en dulzura cuando reconocí el sentimiento descrito en estos versos, esa percepción de desbarajuste interno que conlleva todo enamoramiento en su fase inicial :-) Y aquí don Manuel José lo describió como lo que fue, un maestro.  
"Quien lo probó, lo sabe". 

Me pareció muy bonito y digno de formar parte de mi "obra-chiflada-maestra-artjournalista", he dicho.
¿Qué decís vosotros?




De acuerdo, ya se va la pesada. Sospecho que toda esta parrafada, además de un desahogue emocional en toda regla, es también un preludio siniestro :-( Os he querido dejar bien servidos porque caben muchas posibilidades de que no vuelva por aquí en una temporada, visto lo visto. Ya sabéis que no sé medirme, o me desparramo o me recojo, sin término medio.

Por el momento mi cuerpo gana la batalla. No hay colores, pinceles ni sonrisas suficientes para rendir al viejo tirano testarudo.

Que a vosotros no os rinda nada, por favor, prometedlo. Sed felices.
Besos a todos.


Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y vuestras palabras de ánimo y consuelo. Ya os iré visitando cuando consiga dominar las aguas bravas del puñetero río :-) para que vuelva dócil al cauce que le marqué.  Muchos besos.

20 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Debe ser durísimo, no puedo ni imaginarlo, pero tú me pareces admirable como artista y como persona. Recupérate, linda, y termina tu historia del abejorro que quería ser pájaro. Un beso

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Ana:

La vida es dura, pero felizmente todo esfuerzo tiene su recompensa, poco a poco irás mejorando y finalmente tu historia estará terminada.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Que me pareces asombrosa. Que me encantas.

Y besos

Dany... dijo...

Hola Anna, me he pasado por tu blogg desde hace un tiempo y debo decir que me encanta.... por hoy te digo que Eres una persona Hermosa Anna Marquez, y realmente veo tu fortaleza.... confía en tu cuerpo, que el mismo lucha contra lo que le sucede... que te recuperes pronto....
Un abrazo desde Guatemala...

martinealison dijo...

Chaque jour suffit à sa peine...
J'espère que vous récupérez peu à peu... Je me réjouis d'admirer les unes après les autres chacun de vos merveilleux dessins...
Gros bisous.

JUAN dijo...

Querida Ana cada entrada tuya es una maravilla artística que deslumbra.
Es la tristeza que intentan disimular tus palabras lo que me parte el alma.
Eres fuerte, Ana, y seguramente te repondrás de esta mala racha y pronto te tendremos compartiendo tu arte. Y no pienses en problemas futuros: cada día trae los suyos, y ya pesan bastante.
Un beso enorme.

La Minomalice dijo...

Siento que esta vida se empeñe en mostrarte uno de sus lados amargos y que te parezca que no hay color suficiente entre tus manos para neutralizar su rostro ceniciento. En momentos de dolor, de impotencia ante la adversidad, nos sentimos engañados y como tocados injustamente por una varita funesta. Por qué a mi y ahora que tanto tengo para dar. De niños sentiamos la acuciante necesidad de hacer preguntas a cada momento y es pronto cuando nos damos cuenta de que el tarro de las respuestas es bastante más pequeñito que el de las preguntas, entonces tenemos que acudir al tarro de la imaginación y tratar con esta de crearnos una historia digna y siempre llena de color. Tu tarro de imaginación está tan lleno, se desborda y nunca se acaba por más que acudas a él. Tu dolor nos lo disfrazas de belleza. Te pareces más a Frida de lo que crees. Y eres especial como ella, querida Anita. Tu art journal es un canto a la vida, a la lucha por crear pese a la adversidad, al deseo absoluto de llenar de color y de ilusión tu presente. Mi vida también ha tenido a menudo un paisaje sombrío y sé que a veces las más bonitas pinceladas para trasformarlo estaban aguadas en alguna lágrima de impotencia. Te mando todo mi cariño y mi deseo de que te vayas encontrando mejor. Y también se lo deseo a tu mami querida.

Una entrada llena de vida, color y dolor. Tu art journal es maravilloso y has logrado esas figuras infantiles que tanta alegría y hermosa nostalgia nos dan. Frida, no me cabe la menor duda, te agarraría de la mano y te dedicaría una mirada cómplice.

Besos, linda, ojalá en tu próxima entrada nos traigas la buena noticia de que te encuentras mejor.

Artesania Guadalajara dijo...

Acabo de descubrir tus blogs y me he enamorado de ellos, me quedo por aquí porque ademas espero que la proxima entrada sea una buena noticia y no me la quiero perder.
Saludos!

Stella dijo...

Ana...me has inspirado,lo suficiente para que no me gane el hastío.Te admiro tanto como no imaginas!y algún día quisiera parecerme a tí en el arte de vivir que tienes...toda una maestra eso eres tú,y yo intento acercarme a tus aguas,a lo mejor alguna gota me salpica y dejo de ser el abejorro y me convierto al fín en pájaro,jeje...un abrazo.

El Panal de la Abejita dijo...

HE LLEGADO A TI A TRAVÉS DE OTRA AMIGA EN COMÚN... HERMOSO TRABAJO ANA! ADELANTE... ME QUEDO EN TU CASITA Y TE INVITO A MI PANALITO http://elpanaldelaabejita.blogspot.com
EN VENEZUELA. MARISELA:)

Miguel dijo...

Te lo diré directamente: Eres una artista. Me encanta lo que haces. Eres muy original y creativa. Me gusta.

Un beso.

MarianGardi dijo...

Ana, haces unas cosas muy chulas, artesanía y buen gusto amiga.
Me alegra verte tan artesanal y colorida.
Un cálido abrazo

Gemitax dijo...

¡Cómo molan tus dibujos, collages y todo lo que vas colgando en tus blogs! Me ha encantado conocer tus creaciones. Mucho ánimo y energía para ti, y muchas gracias por tu visita y amable comentario en Corazón Futuro. Un abrazo.

Caco dijo...

Me encantan tus iniciativas, y como nos involucras en tus quimeras tan estéticamente representadas. Sois una artista Ana querida, y desde que di con vos en el blogger no he podido despegarme.

Espero que pronto la mejoría sea tan amarilla y soleada como la del dibujo que más me ha gustado del post. Pa' vos un inmenso abrazo, con buenos deseos y mucha salud.

Por cierto, yo he estado muy feliz pronto se los haré saber. Que seáis muy feliz vos también, pájara de ojos hermosos <3

akuanauta dijo...

Buahh... Lo primero que he pensado es, que para hacer ese cuaderno de desahogos necesitas de mucho, mucho tiempo y que a mí me encantaría hacer una cosa de esas con bocetos, poemas, y demás cosas. En serio, ¿cuánto tiempo te lleva hacer esto?

Lo de pintar como una niña, lo tienes conseguido, aunque también te he visto por ahí un "Picasso" en forma de fenix.

Luego pensé que, a pesar del pesimismo de tus palabras, te lo tomas todo can bastante humor.

A ver si el abejorro elige mejor sus psicólogos jaja. A ver que tal termina tu mocoso.

Y para terminar pues que te recuperes.

BESOS

silvioafonso dijo...

.



Ana, eu só vim para dizer
oi, deixar um beijo e lembrar
que amanhã, 23, eu postarei
no blog de outra pessoa e ado-
raria contar com o seu comen-
tário no rodapé do meu texto.

http://bardoescritor.blogspot.com


silvioafonso






.

BE dijo...

Ana, muchas gracias por pasarte a comentar... Sobre todo viendo esta ultima entrada. No habían descubierto aun este blog tuyo, solo los collages y las imágenes vintage, pero este es sin lugar a dudas el mejor... Porque te muestra a ti, y no solo las cosas que haces. Ni me imagino como lo estarás pasando, pero desde aquí te mando todo el animo del mundo, por lo menos del mío! Que eso no nos falte nunca. Y un abrazo y un beso enormes!

Qué Acierto! dijo...

Mucho ánimo Ana, te admiro doblemente, por tu arte y sobre todo por tu fuerza y valor. Sigue adelante...lo conseguiras.

Pia dijo...

wow what a wonderful art
hugs Pia

gralba dijo...

¡fantástico el cuaderno! Eres toda una artista, te seguiré porque es un recreo visitarte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba