.

Bienvenidos :-) Los textos, pinturas, dibujos, crafts y fotografías que veis por aquí son de mi autoría, a menos que se indique lo contrario. Podéis tomar lo que queráis,
pero indicad, por favor, el lugar de procedencia. Gracias a todos por ser, gracias a todos por estar.


Welcome, all these paintings, drawings, crafts, texts and photos were created by me. I hope you enjoy them :-) You can take them if you want to, but, please, just add my name or a link to my site. If you need a translator, you have it on the right, in the sidebar.


Thanks a lot for being here.




.

14 marzo 2011

La madrastra



.


El artículo que hoy os dejo lo escribí para mi columna en la revista Luke hace unos años. En aquellos días, un tsunami de proporciones apocalípticas había arrasado varias regiones del Índico destrozando todo lo que encontraba a su paso.

He intentado escribir algo sobre el desastre de Japón, pero me siento absolutamente bloqueada. Las palabras no siempre pueden abarcarlo todo. Por desgracia, cada catástrofe tiene un precedente que la hace escalofriantemente parecida a todas.

Siempre que oigo la expresión "Madre Tierra" otro maremoto interior me revoluciona la piel y el alma. Nunca he sentido este planeta nuestro como "madre". Es bello y terrible. Es la nave que nos lleva, es tan hermoso que obnubila, es tan cruel que estremece. Es eso, nave, planeta, barco, Tierra. Pero nunca "madre". Yo así nunca la he sentido. Para mí esta palabra es poco menos que sagrada y no la asocio con ningún mal ni mucho menos con un cataclismo de proporciones bíblicas. La madre no es madre, es madrastra, y a veces ni eso.

La ilustración es un collage que hice, también hace años, a partir de este hermoso grabado del maestro japonés Katsushika Hokusai , titulado "La Gran Ola".



.

Lo único que me faltaba ya era tener dotes proféticas.


...

Ya estaban floreciendo los cerezos... :-(

Besos a todos


.......................

Gustamos de creer que podemos abarcarla, someterla, rendir sus plazas con un golpe de tiralíneas. La dividimos, la compramos, la vendemos, la alquilamos, la cercamos. Extendemos alambres de espinos para defender de posibles indeseables nuestra parcela de vanidad, y el segmento de cielo que la cubre, que, por supuesto, también “nos pertenece”. Establecemos claramente los límites entre lo nuestro y lo del otro. Llamamos al orden hasta al más pequeño grano de arena que adquirimos para que no escape del espacio que le tenemos reservado...


La socavamos, la mutilamos, le extirpamos los órganos vitales con máquinas destripadoras. La asfaltamos, la vulneramos, reordenamos el curso de sus fuentes y vías originarias... Creemos, en fin, poseerla. La obscena urdimbre de líneas negras, azules y rojas de los mapas nos sosiega esta sed de todo, esta avidez de posesión que traduce un antiguo celo animal hacia los territorios ganados con sangre. Nos sentimos seguros trazando fronteras imaginarias en un ejercicio voraz de glotona cartografía, alimentando la ilusión de que en realidad no somos tan frágiles como este minuto efímero que trato de colmar con palabras.


Pero ella es paciente. Como una madrastra de cuento espera el momento terrible del desagravio y en el instante del envite su vocación genocida se traduce en una marea fatal. Sólo ella, la Tierra, es libre y dueña. Nosotros, pobres ilusos con ínfulas de terratenientes con derecho de pernada, estamos a su disposición mal que nos pese. Somos pasto potencial de volcanes, seísmos, inundaciones y otros crímenes naturales. Somos suyos. Es así mientras vivimos creyéndonos dioses y mucho después, cuando sólo seamos polvo de sueños, nutriendo para siempre sus entrañas.


27 comentarios:

Marian dijo...

No serás profeta pero eres una diosa con las palabras!!!me fascina tu facilidad y riqueza para espresar esos sentimientos que muchos tenemos y que no somos capaces de plasmar.
Gracias por compartir y hacernos disfrutar leyendo tus pensamientos.
Y gracias por tus visitas en mi blog, es todo un honor.
Un beso y abrazo sincero.

martinealison dijo...

Je ne trouve pas de mot pour qualifier cette catastrophe... Je ne peux pas non plus qualifier de mère notre planète... Elle est une marâtre capable de semer la panique. Ce que ne ferait aucune mère digne de ce nom.
Une pensée particulière pour cette population qui souffre.
Gros bisous

Leni dijo...

Una apreciación sobresaliente...

Inmensa entrada que con palabras mueven la conciencia.

Besos

caracola dijo...

No sé Ana..., no lo había visto nunca de esa manera: Madrastra más que madre.

Tampoco me he identificado nunca como hija de la tierra, tal vez hermana. La veo como a una hermana a la que se maltrata, solivianta, envenena, asfixia, chamusca, vapulea, se le retuercen y canalizan sus venas...

Claro, alguna vez se irrita y estornuda.

La ilustración, casi, casi, profética. Y muy bella.

Un abrazo.

La Dame Masquée dijo...

Muy cierto, madame. estamos a su merced. La tierra nos ofrece hermosos regalos cada día, y sabe ser generosa, pero también terrible en sus castigos. Y en momentos como ese nos damos cuenta de lo pequeñitos que somos.

Buenas noches

Bisous

JUAN dijo...

Para mí la Tierra es como un lujoso coche que un padre presta a un hijo irresponsable,y éste circula lleno de ínfulas y de alcohol a toda velocidad sin respetar las normas y no tarda en sufrir las consecuencias, llevándose por delante a personas inocentes.
Buena entrada, Ana.Un beso

Soy YO - MilThon dijo...

se nota que sos escritora, pero el titulo me hizo recordar algo de mi infancia y que sigo recordandolo.
aunque tambien debemos saber que mucho dicen que las cosas pasan por algo pero esta vez creo qeu paso mas de lo esperado y menos de lo alcanzado por el hombre

RELTIH dijo...

EXCELENTE APRECIACIÓN DEL TEMA. SIEMPRE ES UN GUSTO VISITARTE.
UN ABRAZO

Gloria dijo...

It's beautiful Ana and your words are profound. We can pray for the people of Japan. It's something we will never forget in our lifetime. Take care.

Ana Márquez dijo...

Muchas gracias a todos por compartir espacio y reflexiones :-)

Thanks, Gloria, for stopping by. Yes, I pray always, this is a way of bring them "positive energy", isn't it?. They need it now :-( Thanks and hugs!

Gracias a todos, besos!

Guely of Sweden dijo...

Lindo lo que escribiste!

Terremotos y cataclismos devastadores han existido antes durante y seguro despues de que los seres humanos existamos sobre este planeta.
A veces cosas que no nos gustan suceden y nadie tiene la culpa porque simplemente están más allá del bien y del mal.
Sinó preguntémosle a los dinosaurios...

El titán dijo...

Me ha recordado tontamente, y usted perdone la superficialidad al debate del Titánic de Cameron donde los algunos personajes sentían que el barco superaba a la naturaleza. Hasta que vino la realidad a terminar con sus ensoñaciones.

Ana Márquez dijo...

Así es, señor Guelito :-) Y el Tsunami de Japón dudo que lo hayan causado los dióxidos y las emanaciones de no sé qué, pero mi artículo no va por ahí. Trato de hacer una reflexión sobre la soberbia humana, que no me negaréis vos que es mucha y muy oronda :-)El hombre coge un pedazo de tierra que lleva ahí millones de años, lo cerca y dice: "esto es mío" y se queda tan ancho. Pero la tierra no es del hombre, el hombre es de la tierra. La prueba está en que ese pedazo de tierra cercada seguirá ahí otros varios millones de años después de que el soberbio "poseedor" la haya cascado y haya alimentado con sus pobres huesos las entrañas de aquélla a la que él creía poseer. Un abrazote para mi polemista favorito :-)

Ana Márquez dijo...

Bienvenido, Titán (no le había visto). Pues sí, la comparación es buena. Creo recordar que un periodista con pocas luces había escrito un titular a media página con esta hechura: "¡Ni Dios podría hundirlo!" Así, con exclamciones y todo.

Ya son ganas de tentar a la suerte. Todo el mundo sabe que basta que digas "esto no va a pasar" para que eso pase.

Abrazos y gracias por su aportación.

Besos a todos.

Eliane dijo...

Ana: Nosotros creemos que tenemos el poder sobre la tierra...pero ella hace lo que quiere con nosotros!Lo único que hacemos nosotros, es lastimarla... y asi nos lastimamaos a nosotros mismos!
Besotes

Jorge Ampuero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

Creo que los escritores tenemos algo de profeta pero, a Dios gracias, ninguna madrastra.

Un abrazo :)

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Ana:
Puede que te interese lo que yo he posteado, siguiendo el hilo de los acontecimientos en el desastre de Japón.
Con ternura
Sor.Cecilia

Teresa dijo...

Hola Ana, hay madres que son peor que una madrasta, el planeta Tierra últimamente
Parece que esta mas enfadado que de costumbre, supongo que quiere recordamos que estamos aquí, gracias a ella y que la estamos destrizando entre todos poco a poco.. Puede ser, para mi perfectamente La Madre Tierra...

Besitos, y comprendo tu enfado yo también lo estoy...


(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> Teresa

TORO SALVAJE dijo...

Exactamente.
La soberbia que nos hace creernos los amos del universo cuando no somos más que una microscópica insignificancia.

Besos.

La Minomalice dijo...

Nos creemos tan importantes, qué pena. Si tuviéramos más humildad y generosidad cuidaríamos de esta morada magnífica en la que estamos tan sólo de paso. Si fuéramos más conscientes de lo poquito que vamos a estar por aquí trataríamos de dejar una huella valiosa que fuera como un beso para la tierra, una caricia para el mar y un suspiro para el viento. Pero llevamos demasiados tiempo enfureciendo a la anfitriona que tan amablemente nos acoge en su hogar.

Permíteme, Ana, que ya que estamos todos tristes por Japón, en esta página donde nos dejas tu gran talento como escritora recomiende a un escritor japonés maravilloso: Natsume Sôseki.

Gracias por tener un rincón tan hermoso!!

LUGAR DE PAZ - dijo...

mejor no leo tu entrada esta lindo tu blog pero no lo leo
hablar d emadrastas para mi ups que lio
broma mujer broma es maravilloso la entrada gracias

SEISITO dijo...

Si quiero comentarte algo, eres linda inteligente, hablas idiomas que mas te falta, nada tienes todo lo que yo no tengo.
te cuento que hace un tiempo tuvimos un terremoto y un tsunami en chile y coincido contigo que es una madrastra tierra a hecho mucho daño y en cualquier momento se nos viene al norte donde yo vivo eso ya esta predicho.
Un placer voy y vuelvo.
Maria Antonia

Ana Márquez dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios, reflexiones, y vuestras siempre amables palabras hacia el blog y mi persona.

Seisito, encantada de conocerte :-)No puedo menos que contestar a tu amable comentario: la Vida tiene sus argucias, y siempre hay que tener en cuenta que cuando a una persona le da muchos "obsequios" por un lado, es que por otro lado se los ha quitado antes, jajaja. Nadie lo tiene Todo, querida, nadie. Lo que pasa es que lo que yo NO tengo, no permito que salga en las fotos :-)Coquetería más que nada.

He visitado tu blog y veo que eres una persona vitalista y con una visión muy clara y optimista del mundo y sus afanes. Ya me ganas por dos tantos ;-)

Un beso grande y bienvenida a este blog donde andamos siempre con el tiempo a cuestas.

Leni dijo...

Shhhhh....
Que no me vea la tierra...jejejeje
Ya que vine te dejo un beso.

Me encantó volver a leerte.

Miguel dijo...

De vez en cuando la Tierra, nuestra madre Tierra, da un puñetazo sobre la mesa y dice ¡basta! pero muchos no entienden ese mensaje...

Besos.

Ana Márquez dijo...

Leni, Miguel, gracias! :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba